• Leo Lettieri - Agencia BA

Intendentes permiten que comercios minoristas abran sus puertas para "oxigenar la economía"

Cuando la economía asfixia, el temor se va y sólo queda una alternativa; luchar para continuar con vida. Esto es lo que les pasó a varios Intendentes de ciudades del interior de la Provincia de Buenos Aires que dejaron atrás el temor al Coronavirus y comenzaron a reactivar la economía en sus distritos.



Luego que el Presidente Alberto Fernández anunciara la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) hasta el 10 de mayo, jefes comunales de municipios bonaerenses, donde no hay casos de Covid19 confirmados, decidieron no postergar más la reactivación de la economía por temor a que surjan contagios, y exceptuaron del cumplimiento del aislamiento a los comercios minoristas, lavaderos de autos, viveros y estudios profesionales, entre otras actividades.


En la ciudad de Las Flores, tiendas, mercerías, calzado, telas, bazares, regalerías, jugueterías, cotillones y anexos, venta de electrodomésticos, mueblerías y vidrierías, venta de automotores y motocicletas, bicicleterías y casas de repuestos, librerías, imprentas y fotocopiadoras, vinotecas, ópticas, relojerías, joyerías, venta y reparación de celulares, electrónica y computación, viveros y venta de flores, loneras, tapicerías y compañías de seguros, abrieron sus puertas al público y trabajan de lunes a sábados, de 8:30 a 13:30 horas.


La apertura de los comercios minoristas se contextualiza en un pedido formal que el Intendente Alberto Gelené le formuló a la Jefatura de Gabinete del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, argumentando que "en la ciudad de Las Flores no existen casos de Coronavirus confirmados, el sistema de salud se encuentra acorde a las necesidades de los vecinos y aportando los protocolos de actuación correspondiente para casa rubro", con el fin de reducir al máximo el contacto entre personas.


Intendente Gelené anunciando medidas.

La estrepitosa caída de la recaudación obligó a los alcaldes a tomar medidas con el objetivo de evitar que la crisis económica se profundice con el correr de los días. La paralización de la actividad que provocó el ASPO provocó que muchos distritos no puedan garantizar el pago de sueldos, en tiempo y forma, a los empleados municipales, dependiendo del "auxilio financiero" del Gobierno de Axel Kicillof.


Si bien, hasta el momento, muchos Intendentes, entendiendo que la principal demanda de los vecinos era mantener el ASPO "estricto", por temor al surgimiento de casos, sobre todo en las pequeñas ciudades con no más de 30 mil habitantes, debieron abrir la puerta y oxigenar la economía, no sólo para "alimentar" las arcas municipales, sino para contener a muchos trabajadores que padecen en carne propia la imposibilidad de trabajar y, en los últimos días, se vieron obligados a pedir asistencia a las secretarías de desarrollo social locales.


"De 700 familias que asistía el municipio con alimentos, pasamos a 1.500", comenta a Agencia BA un alcalde de una localidad del interior de la Provincia de Buenos Aires. "Este mes podemos garantizar el pago de sueldos pero ya, a partir del próximo, dependeremos de la asistencia del Gobierno provincial", agregó, con preocupación, el jefe comunal.


Si bien aún la mayoría de los municipios mantiene restringida la actividad de los comercios minoristas a través de canales digitales y con modalidad de delivery, cada vez son más los distritos que comienzan a "normalizar" la actividad económica.


En la jornada de ayer, el Intendente de Monte, José Castro, anunció que, a partir del lunes, los comercios también podrán abrir sus puertas: "la atención al público será reducida con horario de 10 a 13 horas. Solo podrá ingresar un cliente a la vez, manteniendo todas las medidas de bioseguridad conocidas", afirma el comunicado difundido por la Municipalidad.


Junta de defensa Civil de Monte

Asimismo, por medio de una nota enviada a la Jefatura de Gabinete de Ministros, la Intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, elevó a consideración de la Provincia solicitudes de permisos de excepción a las medidas del ASPO para varias empresas que funcionan en el distrito.


En el marco del período de “cuarentena administrada”, el Municipio solicitó que se gestione ante la Nación los permisos de funcionamiento de varias empresas hasta la finalización de la emergencia: Wurth Argentina S.A. (Dedicada a la importación, venta y distribución de insumos químicos y herramientas esenciales para la producción, mantenimiento y reparación de maquinarias de todo tipo teniendo como principales clientes a Hospitales y Sanatorio, fábricas alimenticias, sector agropecuario y ganadero entre otros); Acquaterm S.RL Caldaia (Dedicada a la climatización inteligente y generación de agua caliente sanitaria para el sector de la construcción); Zerbing S.A. (Taller metalúrgico que desarrolla el mecanizado de brocas para mampostería que se venden principalmente en ferreterías de barrio) y Cerámica Cañuelas.


En tanto, en la jornada de ayer, el Intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, anunció que a partir de lunes "trabajadores de obra privada, peluquerías y consultorios kinesiológicos podrán volver a trabajar". “Dentro de la obra privada se incluye albañiles, electricistas, pintores, plomeros, entre otros, y para poder trabajar deben tener en cuenta las siguientes medidas: no podrá haber ningún habitante dentro del lugar donde se ejecuta la obra y no podrán asistir más de dos trabajadores por día”, explicó Britos.


Comité de Defensa Civil de Chivilcoy

Otros municipios, como por ejemplo Lobos, aclararon que "el día lunes 4 de mayo" se informará "de las nuevas actividades que se pueden realizar en nuestra ciudad, conjuntamente con el procedimiento, protocolos a cumplir y cuándo se dará inicio a esas actividades. Hasta tanto se realice esa comunicación, no se autorizan nuevas actividades en nuestro partido".


Lo cierto es que varios municipios bonaerenses, donde no se registran casos de Covid-19, avanzaron con la excepción del cumplimiento del ASPO a sectores de la economía, producto de la grave crisis económica: caída de la recaudación y de la coparticipación, lo que se traduce en dificultad para el pago de sueldos y la prestación de los servicios básicos a la comunidad.


Asimismo, los alcaldes entienden que "es el momento para abrir" y "oxigenar la economía", entendiendo que el pico de casos de Coronavirus se dará entre la última semana de junio y principios de julio, con lo cual no se descarta que en esa fecha se tenga que volver a un sistema de cuarentena estricta.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
Agencia BA
Agencia BA

CORONAVIRUS

CORONAVIRUS

ENSENADA

Agencia BA
SANCOR SALUD
Agencia BA
Agencia BA
Agencia BA

© Copyright Agencia BA 2020. Todos los Derechos Reservados. Provincia de Buenos Aires. ARGENTINA | CONTACTO.
Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.