• Agus Lora- Agencia BA

Chascomús | El Intendente Gastón pidió "auxilio" a la Provincia para saldar la rifa del campo

El Intendente Javier Gastón se reunió con la Ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, para plantearle su preocupación por la situación de la rifa del campo y lo que implica afrontar ese pago para la Municipalidad. "La rifa del campo es nuestra deuda externa", aseguró el jefe comunal.



Estamos en un contexto económico más que preocupante, donde el país debe cumplir con la deuda contraída, la provincia con el pago de bonos y Chascomús con esta rifa que debió ser resuelta muchísimos años atrás y hoy es un problema latente”, expresó Javier Gastón.

Durante el encuentro, el Intendente estuvo acompañado por el secretario de Gobierno, Cipriano Pérez del Cerro, y ambos dialogaron con la Ministra acerca de la necesidad de que la Provincia intervenga en este conflicto para poder llegar a una solución conjunta. En este sentido, si bien la funcionaria provincial manifestó la intención en colaborar, también detalló la difícil situación económica en que se encuentra la Provincia de Buenos Aires.


"La rifa del campo es nuestra deuda externa".

Concretar este pago que data de muchos años atrás, implicaría un problema económico sumamente importante para la Municipalidad, para nuestros vecinos y en el que se deberíamos todos realizar un sacrificio muy grande para poder cumplir con las obligaciones diarias, incluidos los proyectos encaminados”, indicó Pérez del Cerro.


El tormento de la rifa es un grave problema que vienen pateando todos las gestiones desde 1995, con una deuda de 100 millones de pesos a dos mujeres que ganaron un campo en aquel año.

La rifa la hizo Jorge "el Turco" Naqeed. Un hombre que, en el 95, vendió dos mil números a 700 pesos en la que, quienes ganaran, recibirían un campo. Se suponía que se hacía en beneficio de tres escuelas rurales de la zona, de la Asociación de Escuelas Rurales. Pero el campo no sólo no era de Naqeed, sino que tenía una hipoteca. Un terreno de 327 hectáreas valuado en 15 mil pesos de ese momento.


La gestión de Juan Carlos Salas, el Intendente de Chascomús en 1995, autorizó la rifa y tuvo dos errores sobre este caso: que se vendieran mil números más de los autorizados, y no revisar que el campo estuviese escriturado.


Las ganadoras fueron Sonia Dellavedova de Godoy y Clorinda Sandoni. Tenían el número 2300. Clorinda falleció. Ahora Sonia espera una solución. Es que nunca pudieron escriturar a su nombre el campo que había ganado.


Sólo estaba el boleto de compra venta que tenía Naqeed. Pero antes del sorteo, había hipotecado el terreno que luego fue rematado judicialmente. Hoy, ese campo está en manos de otro propietario y en otro distrito.

  • Facebook
  • Twitter
Agencia BA
Agencia BA

ELECCIONES LEGISLATIVAS 2021

ELECCIONES LEGISLATIVAS 2021

ELECCIONES LEGISLATIVAS 2021

Agencia BA
Agencia BA
Agencia BA
Agencia BA
Agencia BA